null Fin a los problemas de bombeo de las aguas residuales en el Polígono La Granadina de San Isidro (Alicante)

17/12/2020

Fin a los problemas de bombeo de las aguas residuales en el Polígono La Granadina de San Isidro (Alicante)

También se instala un sistema de telecontrol, que permite al Servicio Municipal de Aguas detectar averías y actuar con mayor rapidez

Aqualia, la empresa que gestiona el Servicio Municipal de Aguas de San Isidro, está llevando a cabo trabajos de renovación de los bombeos de aguas residuales del polígono La Granadina, en San Isidro. Concretamente, se renuevan 8 bombas por otras de mayor potencia que las actuales, además de los tubos guía, soportes de estos, zócalos del interior y conexiones eléctricas totalmente renovadas. 
El alcalde de San Isidro, Manuel Gil Gómez Cases, que ha visitado las obras junto a los concejales de Servicios e Industria, José Andrada y José Pastor respectivamente ha explicado que “gracias a estos trabajos se acabarán los problemas de malos olores y paradas en las bombas que afectaban a las naves industriales cercanas a los bombeos”. Estas paradas se originaban por el envejecimiento de las actuales bombas y a que estas no responden a la demanda actual del Polígono, que ha crecido notablemente en los últimos años. 

Telecontrol de los bombeos
Además, se dotará de un sistema de telecontrol, que permitirá el control a distancia de los bombeos las 24 horas del día, los 365 días del año. En caso de cualquier incidencia o anomalía, el sistema envía una alarma al teléfono de guardia, de forma que se puede resolver de forma mucho más rápida.
Tal como ha explicado el responsable de Aqualia, Juan Antonio García, “gracias al telecontrol dispondremos en cualquier momento de una información exhaustiva del estado de las instalaciones, lo cual permitirá una mayor rapidez de actuación ante cualquier incidencia, reducirá el tiempo de afección a las naves industriales y optimizará la gestión de los recursos humanos”. 

El coste de estos trabajos es de 61.206,20 € sufragado íntegramente por el Ayuntamiento de San Isidro.