Albal y Aqualia renuevan el Fondo Social para garantizar el agua a las personas más vulnerables

15/09/2021

Albal y Aqualia renuevan el Fondo Social para garantizar el agua a las personas más vulnerables

El acuerdo se renueva por sexto año consecutivo, está dotado con 8.000 euros y sufragado, a partes iguales, por ambas entidades

Por sexto año consecutivo, el Ayuntamiento de Albal y Aqualia –la empresa que gestiona el servicio municipal del suministro de agua potable, así como el saneamiento y depuración de las aguas residuales- han renovado el convenio del Fondo Social para garantizar el suministro de agua a toda la ciudadanía. Está pensado, especialmente, para aquellos que no puedan afrontar el pago de la factura del agua potable y alcantarillado.

La firma del acuerdo ha tenido lugar este martes 14 de septiembre, a cargo del alcalde de Albal, Ramón Marí y de Humberto Panella, Delegado de Aqualia y su homólogo en la localidad, Rafa García, junto a la concejala de Servicios Sociales, Lola Martínez. La dotación para hacer frente a esta ayuda es de 8.000 euros, siendo la aportación de cada entidad es a partes iguales, 4.000 euros cada una. Esta inversión solidaria computará a fondo perdido pero su importe no afectará al balance de la concesión, ni repercutirá en la factura del resto de la ciudadanía.


¿Quién puede acceder a la ayuda?

Para poder optar a la cobertura de este Fondo es necesario hacer la solicitud en el Departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento, ubicado en el Centro Polivalente cuyo personal técnico realizará un informe del caso del solicitante. A la hora de aprobar las ayudas se aplicarán los criterios fijados por este área, en materia de prestaciones económicas de urgencia social.

Tras la firma del acuerdo, Marí y Panella se han congratulado de la labor social que se realiza a través de la promoción de estas ayudas, “que mejoran las condiciones de vida de la ciudadanía”, coincidieron.
 
Ningún ciudadano sufrió cortes de agua durante los meses más duros de la pandemia.

Ninguna familia sufrió cortes de agua, por impago, desde que se decretara en marzo de 2019, el estado de alarma decretado por el Coronavirus. Esta fue una decisión que se tomó por parte del Consejo de Ministros y que Aqualia ha cumplido a rajatabla y fue alargando para garantizar el suministro de agua a las familias más vulnerables y ponerse del lado de los más necesitados.