Aqualia pone en marcha la nueva depuradora de Carrases, en Llíria

12/04/2021

Aqualia pone en marcha la nueva depuradora de Carrases, en Llíria

Esta nueva infraestructura de depuración dará servicio a todo el parque empresarial y logístico del Polígono de Carrases y Laboratorios Radio.
 

Aqualia ya ha finalizado las obras de reparación y puesta en funcionamiento de esta planta que garantiza el tratamiento de las aguas residuales procedentes de las industrias existentes en la actualidad y de las que puedan instalarse próximamente en los polígonos UE-51 “Lab Radio” y SI-1/UE-B "Pla de Carrases" en Llíria. 

Según explica la concejal del Ciclo del Agua del ayuntamiento de Llíria, Elena Jiménez, la depuradora se acabó de construir en el año 2010, pero la inactividad, la falta de mantenimiento y la perpetración de diversos actos vandálicos en la misma, habían causado daños considerables en las instalaciones y equipos de la planta que impedían su puesta en funcionamiento. 

En 2018 el Ayuntamiento adjudicó a Aqualia, la empresa que gestiona el Servicio Municipal de Aguas de Llíria, las obras de reparación por un importe superior a los 200.000 €. Ahora, una vez realizados los trabajos necesarios y las actuaciones de Seguridad y Salud imprescindibles para abrir el centro de trabajo, la planta ya se encuentra en funcionamiento, tratando el caudal recibido del polígono Pla de Carrases. En breve se iniciará también la recepción y tratamiento de los vertidos procedentes del Polígono “Lab Radio”. 
Jiménez apunta que, “estas obras eran necesarias para que los solares de los Polígonos Industriales UE-51 y SI-1UE-B tengan garantizado el tratamiento de las aguas residuales procedentes de las industrias ya existentes y a las que van a instalarse próximamente”. 

La depuradora industrial tiene una capacidad de tratamiento máxima de 1.560 m3 /día, suficiente para los caudales de agua a tratar en esta fase de unos 100.000 m3 año, provenientes 85.000 m3 del Polígono Industrial de Laboratorios Radio y 15.000 m3 del Polígono Industrial de Carrases. 

Aunque la capacidad actual es más que suficiente para el tratamiento de los vertidos actuales, la EDAR tiene la posibilidad de duplicar su caudal de tratamiento (hasta 3120 m3 /d) si fuese necesario por un incremento de vertidos en el futuro. Si se van instalando nuevas industrias que aporten mayores caudales de vertido y, por tanto, se requiera mayores necesidades de tratamiento de aguas en la EDAR, se ejecutará una segunda fase para duplicar la capacidad de tratamiento hasta los 780.000 m3 año.