Noticias

Filtro de búsqueda
Etiquetas
Etiquetas

Ayuntamiento y Aqualia informan de nuevas medidas de contingencia en favor de usuarios y trabajadores

07/04/2020

Ayuntamiento de Badajoz y Aqualia informan de nuevas medidas de contingencia en favor de usuarios y trabajadores

Aqualia aplicará un “consumo estimado cero” a los comercios obligados al cierre mientras permanezca en vigor el estado de alarma y, por tanto, la actividad económica esté paralizada

 

Además, si se diera el caso, no facturaría el consumo de agua a hoteles medicalizados

 

Estas medidas se suman a otras ya adoptadas en el marco de su plan dinámico de contingencia, como la suspensión de todos los cortes de suministro 

Fachada oficina Aqualia en Badajoz
Ante la situación generada por el COVID-19 y las recomendaciones sanitarias existentes,  con  el fin de apoyar económicamente a los clientes afectados por la crisis, mientras siga en vigor el estado de alarma, Aqualia, gestora del Servicio Municipal de Agua en Badajoz, aplicará una serie de medidas: 
· La suspensión de los cortes es una de las medidas más destacadas que incluye el Plan de Contingencia que la compañía ha puesto en marcha. En una situación de normalidad, las operadoras de agua contemplan la suspensión de suministro como una herramienta de actuación frente a impagos que no estén motivados por la falta de recursos económicos por parte del usuario. Pero mientras dure esta excepcional situación, el Ayuntamiento de Badajoz y Aqualia paralizan cualquier corte del suministro de agua. De esta manera, la compañía garantiza que las personas en riesgo de exclusión social puedan seguir disfrutando del servicio de agua corriente mientras dure la crisis
· Para apoyar a los autónomos y otros clientes incluidos dentro de aquellos que tengan prohibida la apertura al público de acuerdo con lo dispuesto en los Reales Decretos 463 y 465/2020, se aplicará un consumo estimado de 0 m3/día, desde el día 14 de marzo, a todos aquellos usuarios a los que no se les pueda realizar la lectura real de sus contadores.
· Si por desgracia se agravara la crisis sanitaria y se diera el caso en la ciudad, no se facturaría el consumo de agua a los hoteles que fueran medicalizados. 
· Aqualia pone a disposición de los ciudadanos con dificultades económicas la existencia de planes especiales de pago a través de aplazamientos y/o fraccionamiento de recibos.
· Como ya es sabido, las oficinas de la empresa en la Plaza de España permanecen cerradas al público, por lo que se ha reforzado la atención telefónica a través de los números gratuitos (900 822 085) y se está promoviendo el uso de otros canales telemáticos de comunicación como la app “aqualia contact”, el perfil de atención al cliente en Twitter @aqualiacontact o la oficina virtual ubicada en la página web de Aqualia (www.aqualia.com/badajoz). 
El agua, un servicio “esencial”
Estas medidas se suman a otras que la compañía ha ido adoptando en el marco de su Plan de Contingencia. Dicho plan tiene como objetivo garantizar la continuidad de los servicios y proteger tanto a sus empleados como a los usuarios, además de intentar limitar y minimizar el impacto generado por la crisis del coronavirus en su actividad. El plan contempla medidas higiénicas, de movilidad, operativas y de atención al cliente.
El propio gobierno de España reconoció ya, a través de la Orden SND/274/2020, del 20 de marzo, la consideración de “operadores de servicios esenciales” a las empresas que intervienen en la gestión del agua urbana. La Orden dictaba una serie de medidas orientadas al aseguramiento de estos servicios.
Desde el Ayuntamiento de Badajoz y Aqualia se apela a la tranquilidad y a la responsabilidad ciudadana. Los servicios públicos de agua, que deben contemplar una triple sostenibilidad (social, financiera y medioambiental), se sostienen gracias al pago de los recibos, que incluyen no solo el consumo de agua realizado, sino otros conceptos como costes fijos de mantenimiento de infraestructuras, personal, impuestos, cánones, etc… 
La compañía recuerda que, gracias a la vocación de servicio de su equipo humano, sigue desarrollando sus funciones con la máxima implicación, consciente de la responsabilidad que implica la prestación de servicios públicos de primera necesidad como los del ciclo integral del agua.