Noticias

Filtro de búsqueda

null Aqualia niega rotundamente haberse quedado con ningún cobro indebido en Lora del Río

16/11/2020

Aqualia niega rotundamente haberse quedado con ningún cobro indebido en Lora del Río

El canon por la tubería que se cobraba a los vecinos ya ha finalizado, pero Aqualia ya lo ha dejado de cobrar y ha ingresado el dinero remanente al Ayuntamiento

La intención de Aqualia era devolver este dinero a cada vecino en el siguiente recibo de agua, pero el Ayuntamiento no dio el necesario consentimiento para ello
 

Ante las recientes acusaciones de Izquierda Unida publicadas ayer en Lora Información, Aqualia, empresa gestora del Servicio Municipal de Agua, quiere aclarar, por alusiones, lo siguiente:

- Desde el 23 de diciembre de 2009, fruto del convenio suscrito entre el Ayuntamiento de Lora y Aqualia para la financiación y ejecución de la obra denominada “Construcción de una nueva arteria de 500mm”, la empresa gestora del Servicio Municipal de Agua ha venido incluyendo en la facturación del servicio a los vecinos el canon de mejora aprobado para la financiación de la citada inversión.

- Este canon, cobrado en la factura de agua en nombre del Ayuntamiento, tendría vigencia hasta que se terminara de pagar dicha inversión, algo que ya ha sucedido. A pesar de ser conocedor de este hecho, el Ayuntamiento en ningún momento ha dado instrucciones a la empresa para que dejase de cobrar en su nombre este concepto a los ciudadanos. 

- A fecha de 19 de octubre de 2020, existía por este concepto un saldo a favor del Ayuntamiento de 162.061,40€.

- Aqualia informó el mes pasado al Ayuntamiento de este saldo y de que, a pesar de no tener indicaciones, dejaría de cobrar el canon a los vecinos en la siguiente facturación, proponiendo devolverles a cada uno de ellos el importe correspondiente en el siguiente recibo de agua, para lo que necesitaba autorización expresa por su parte, puesto que el canon se factura con el CIF del Ayuntamiento.

- El Ayuntamiento no contestó a esta solicitud, por lo que días después Aqualia volvió a mandar escrito al Ayuntamiento informándole de que, al no tener respuesta, finalmente ingresaría 163.024,89€ remanentes del saldo del canon directamente en la cuenta del Ayuntamiento, lo que hizo el pasado 4 de noviembre.

- Con esta información, Aqualia es fiel a su compromiso de transparencia y quiere desmentir cualquier acusación de apropiación indebida de fondos públicos que Izquierda Unida o cualquier otro partido pudiera verter sobre la empresa.

Así mismo, respecto a otras cuestiones puestas de manifiesto hoy por el alcalde, Antonio Enamorado, en entrevista en Onda Cero Lora, Aqualia quiere declarar lo siguiente:
- No es cierto que los episodios de agua turbia que han sufrido algunos clientes durante el pasado verano se deban a un sabotaje de ninguna máquina en el pantano. A estas instalaciones sólo accede personal de la empresa, que son trabajadores loreños que realizan su labor con profesionalidad y siempre en el interés del servicio y su municipio.

- No es cierto que el servicio de Lora se esté abasteciendo actualmente con agua del Bembézar. Aunque Aqualia asumió el coste de la ejecución de la conexión con este canal, lamentablemente no se está captando el agua del mismo, ya que no existe acuerdo entre el Ayuntamiento y los regantes para poder suministrar este agua a la planta de forma continua, lo que es requisito imprescindible para poder usar esta captación.

- Independientemente de quien realice la prestación del servicio de agua, el control siempre es público y del Ayuntamiento. Es el Ayuntamiento la administración responsable de poder poner en marcha la ejecución de actuaciones urgentes solicitadas por Aqualia de forma reiterada a lo largo de los años - la última vez en el año 2017 mediante la entrega de un completo estudio de necesidades del servicio -, para poder poner fin a los episodios de turbidez que ocurren periódicamente en el suministro de agua en baja en el municipio.

- A día de hoy, Aqualia no ha recibido ninguna comunicación del Ayto al respecto de una no prórroga del servicio tras su finalización prevista en el año próximo.