Aqualia

Está situada como una marca de referencia en el sector, posicionada como vanguardista, especializada, transparente e innovadora. Gracias a un equipo humano comprometido, con gran experiencia, que busca permanentemente la mejora de la eficiencia en los procesos de producción y la optimización de los recursos y con una clara orientación hacia el ciudadano.

Esta manera de trabajar y los continuos avances en innovación y en el uso de nuevas tecnologías, le ha permitido consolidar una posición de liderazgo en el mercado nacional, que se materializa también en el mercado exterior con una estrategia definida para consolidarse internacionalmente.

Si algo distingue a Aqualia es el papel que juega el desarrollo sostenible como parte consustancial de su modelo de negocio: conjugar la generación de un beneficio social y la justa rentabilidad de su actividad posiciona a la compañía en una situación privilegiada en el sector de la gestión del agua. El compromiso y responsabilidad con los municipios en los que Aqualia desarrolla su actividad no se limita únicamente a la prestación del servicio sino que va más allá: busca contribuir siempre a mejorar el bienestar de las personas y, en especial, de aquellos colectivos más vulnerables.

El Plan Estratégico de Sostenibilidad. Un Plan para la Década de la Acción

La emergencia climática y la crisis sanitaria han marcado el inicio de la década. El Plan Estratégico de Sostenibilidad 2021-2023 de Aqualia, alineado con la estrategia de la compañía y con la Agenda 2030, establece los ejes de actuación y propone iniciativas concretas destinadas a maximizar la contribución de Aqualia al desarrollo sostenible, incluida la mitigación de riesgos. El Plan Estratégico de Sostenibilidad marca la ruta para progresar en el propósito de Aqualia: asegurar el bienestar y progreso de las personas y comunidades en las que trabajamos prestando un servicio público, la gestión sostenible del agua. Garantizando con orgullo y compromiso el derecho universal/glocal al agua.

Además, Aqualia promueve e integra en su cultura de empresa los 10 principios del Pacto Mundial de naciones Unidas y está alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El plan está integrado por siete líneas estratégicas, estableciendo los proyectos y las acciones necesarias para alcanzar los objetivos de cada una, así como la definición de los correspondientes indicadores de desempeño.