Badajoz

La red de saneamiento de la ciudad de Badajoz está básicamente constituida por las distintas redes de alcantarillado.

La longitud total de la red de saneamiento es de aproximadamente 550 Km.

Presenta dos emisarios principales, uno por cada margen del río Guadiana. A estos emisarios llegan una serie de colectores principales, que se ramifican para constituir la red secundaria, que recoge los vertidos tanto de acometidas domiciliarias, como de aguas pluviales.

Dentro de la ciudad existen varias estaciones de bombeo de agua residual (EBAR) que impulsan las aguas para salvar desniveles de la orografía del terreno:

EBAR Cerro Gordo

El vertido de aguas residuales de la Urbanización "Mirador del Cerro Gordo", se realiza a una estación de bombeo de aguas residuales, que impulsa el agua mediante cuatro bombas sumergidas, hasta la red de saneamiento de la ciudad de Badajoz.

EBAR La Pilara

El vertido de aguas residuales de la Urbanización "La Pilara", se realiza a una estación de bombeo de aguas residuales, que impulsa el agua mediante tres bombas sumergidas, hasta la red de saneamiento de la ciudad de Badajoz.

EBAR Sur

El vertido de aguas residuales de la parte sur de San Roque, se realiza a una estación de bombeo, que impulsa el agua mediante dos bombas sumergidas, a través de una conducción de 1 km, hasta la Estación de Bombeo Norte.

EBAR Norte

El vertido de aguas residuales de la parte norte de San Roque, junto al volumen procedente del bombeo sur, se realiza a una estación de bombeo, que impulsa el agua mediante cuatro bombas sumergidas, a través de una conducción de 2 km, hasta la red de saneamiento de la ciudad de Badajoz.

Todos estos vertidos son recogidos por el emisario de la margen derecha del río, que los canaliza hasta la depuradora de aguas residuales de Rincón de Caya, donde una vez tratado, son vertidos al río Guadiana.

Valdebótoa.

Las aguas residuales de Valdebótoa se canalizan a la EDAR de Valdebótoa, en funcionamiento desde marzo de 2007.

Gévora

Las aguas residuales de la pedanía de Gévora se impulsan mediante una estación de bombeo hasta la EDAR de Rincón de Caya en Badajoz. La instalación cuenta con un tanque de tormentas, pozo de gruesos para retirada con cuchara bivalva y reja de desbaste con limpieza manual. El sistema cuenta con tres bombas (2+1) de 18,5kw cada una, capaz de impulsar 108m3/h a 26,90mca.

Sagrajas

Las aguas residuales de Sagrajas se canalizan a la EDAR de Sagrajas, en funcionamiento desde marzo de 2016.

Novelda del Guadiana.

Las aguas residuales de Novelda se canalizan a la EDAR de Novelda del Guadiana, en funcionamiento desde marzo de 2016.

Balboa.

El vertido de las aguas residuales de la pedanía de Balboa se impulsa mediante una estación de bombeo hasta la EDAR de Villafranco del Guadiana. La instalación cuenta con un tanque de tormentas, pozo de gruesos para retirada con cuchara bivalva y reja de desbaste con limpieza manual. El sistema cuenta con dos bombas (1+1) de 15kw cada una, capaz de impulsar 480m3/h a 50,50mca.

Villafranco del Guadiana

La evacuación de los residuos líquidos se realiza mediante un emisario circular de ø 60 cm, que se canalizan a la EDAR de Villafranco, en funcionamiento desde marzo de 2007, y una vez depuradas sus aguas vierten al río Guadiana.

Alvarado

Las aguas residuales de Alvarado se canalizan a la EDAR de Alvarado, en funcionamiento desde marzo de 2016.Una vez tratadas se vierten al río Limonetes

Alcazaba

Las aguas residuales de Alcazaba se canalizan a la EDAR de Alcazaba, en funcionamiento desde marzo de 2016. Una vez tratadas se vierten al río Alcazaba.