Aqualia inició su actividad en el municipio de Formentera en 2005 con la gestión integral del agua de este municipio, es decir, el mantenimiento y la explotación del abastecimiento y saneamiento del agua.

El objetivo fundamental de Aqualia es la mejora continua en la gestión integral del agua, estableciendo rigurosos controles de calidad, tanto para conseguir la máxima calidad del agua, como para mantener y mejorar el medio ambiente.

Cuidamos especialmente la atención a nuestros clientes, tanto en nuestras oficinas de Formentera, como a través de aqualia contact, nuestro centro de atención telefónica, en el que, sin necesidad de desplazarse, puede realizar cualquier gestión o consulta.

En cuanto a la gestión de los depósitos y las redes de distribución y alcantarillado, disponemos de Sistema de Información Geográfica (GIS), gestión descentralizada de las incidencias del servicio, etc.

Además, aqualia cuenta en Santa Eulalia del Rio, en Ibiza y en Lleida con unos laboratorios propios para controlar la calidad del agua que distribuimos a los ciudadanos.

Asimismo, se realiza la potabilización, el tratamiento y la distribución a través de una extensa red a todos los núcleos urbanos del término municipal de Formentera.

Una vez utilizada, el agua se recoge en un completo sistema de alcantarillado y se depura en la estación de depuración de aguas residuales (EDAR). Este sistema, además, permite devolver el agua al mar en óptimas condiciones.

Para atender a la prestación del ciclo integral del agua en Formentera, aqualia cuenta con un equipo humano formado por 5 profesionales de diferentes especialidades que cubren todas las actividades de la gestión.

Esta gestión se realiza siempre dentro del marco de normativas medioambientales, sanitarias y administrativas, además de contar con la referencia del certificado de AENOR para el aseguramiento de la calidad de acuerdo a la norma ISO 9001: 2000 y con el núm. registro ER-0111/1997 y el certificado para la gestión medioambiental según la norma UNE-EN 14001.